jueves, 25 de abril de 2013

Miedo



- Estás asustado? 

-No, Santo Padre. 

-Mentir es un pecado, mi querido muchachito. Nos aparta de la Gracia de Dios. 

- Sí, estoy asustado. 

-Pero eso también es una mentira, no es así? Al menos, en su parcialidad. 
 Un pecado venial, quizás. 
Así que... cuál declaración es la correcta? 
 Habla, niño. 
No quieres entrar al cielo?
La respuesta adecuada sería... 

video


Según la serie de tv "Da Vinci´s Demons", el Papa Sixto IV mantiene este diálogo con un joven sumiso,
que a pesar de sentirse amenazado con una daga no puede evitar excitarse y dominar su polla dura.

El destino final del muchachito también se muestra al final de escena,
dejándo en claro el valor que tenía para su Amo.

Esta ficción de tv, por lo que me han dicho (los que saben más que yo)
y en lo que seguramente estaría de acuerdo un hombre culto como el Maestro Andreas,
tiene muchísimas referencias históricas erróneas, pero no deja de ser una fantasía entretenida.

Y a mí particularmente esta escena del primer capítulo me ha hecho reflexionar sobre la importancia
que tiene para un esclavo como yo, confiar en su Amo y saberse seguro entre sus brazos.

No es que haya tenído experiencias iguales, pero cuando se ha sido un chico de la calle,
que se ha encerrado en un cuarto con uno o con varios hombres desconocidos,
que se sienten con todos los derechos porque han pagado por ello, es inevitable no sentir miedo.

Los que ha pasado por eso seguramente estarán de acuerdo.




domingo, 24 de febrero de 2013

Látigo




"Cuando levanté el látigo para rasgar la piel del muchacho sentí en mi carne el hiriente impacto de su cautivadora belleza.
Pues sin duda era demasiado joven para sufrir una auténtica agonía.
Detuve el látigo, y ante el rostro desconcertado de sthepan coloqué delante del chico un espejo en el que pudiera contemplarse.
Temblando de miedo contempló su cuerpo sudoroso, su piel brillante, su rostro perplejo y asustado.
Me coloqué detrás de él y acaricié lascivamente su cuerpo.
Con los brazos levantados y el cuerpo casi suspendido por las cadenas,  iluminado por luces sabiamente dirigidas que contrastaban con la oscuridad de la habitación, el espejo devolvía una imagen que se parecía a la que imaginaban los pintores antiguos en las escenas de martirios.

Seducido por el ambiente mórbido, por mis delicadas caricias que estremecían su piel caliente y suave, el muchacho se excitaba cada vez más, y yo elegí ese momento para penetrarlo y hacer así homenaje a su belleza.

Luego, mi mirada se dirigió a una pequeña bandeja de plata repleta de espinas. Me alejé unos pasos y regresé con la bandeja para que stephan pudiera contemplarlas con todo detalle.
Deposité la bandeja en una mesita y elegí una de las espinas.
Perforé con ella el pecho del chico por debajo de una de las tetillas y casi inmediatamente brotó un delgado hilo de sangre.


¡Ahora voy a coronarte! le dije, y coloqué sobre su cabeza una hermosa corona de hojas verdes salteada de flores.
Su desconcierto fue grande cuando sintió en la frente el aguijón punzante de las espinas que se escondían en tan hermosa ofrenda y brotaron gotas de sangre, a modo de rubíes bajo su cabello dorado."



Se trata de parte de un relato todavía inconcluso que me dedica un lector.
Como me ha parecido muy bueno y morboso lo publico para compartirlo con ustedes.
Muchas gracias LATIGOEXTREMO!


jueves, 14 de febrero de 2013

Dedicado a los que aman


Quién se salva de no haber sufrido o estar sufriendo la enfermedad del amor?
Para todos entonces, amantes y amados Feliz Valentín y a gozar!

video

martes, 5 de febrero de 2013

Padre & hijo

En estos días el Amo está preocupado, y tiene razones muy poderosas para estarlo.

Yo que no supe nunca quién fue mi padre biológico solo puedo imaginarlo a partir de como soy yo mismo.

Por lo que he visto uno sabe parecerse a sus padres.
A mi madre no me parezco. Lo que recuerdo de ella es que era morena y tenía el cabello largo.
Ahora tengo mis dudas;  quizás ella tampoco era mi madre.
Supongo que tendría sus razones para alejarse de mí cuando todavía era un niño, ya no la juzgo.

Todas estas cosas las pienso viendo como le duele a mi Señor que su padre esté enfermo, y como se le parece físicamente.

Yo a mi madre, o a la que decía serlo nunca me he parecido, por eso pienso que puedo ser hijo de otra y otro que quién sabe quienes son.

En fin, el destino como se diría en una de esas telenovelas de la tarde de mi Colombia, me ha dado un Padre al que nombro así con mayúsculas como cuando le llamo por Amo, Señor, Dueño y Patrón.


A las señoras que miran esas telenovelas les escandalizaría que yo vea como un Padre al Macho que me abraza hasta el dolor, me folla, me alimenta con su leche y me hace experimentar orgasmos de película, como jamás nunca los tuve.

También soy su perro y su puta, y me encanta serlo.
Me encanta sentir como me desea, como arde y me hace arder con violencia hasta que calma ese deseo.

Vivo a su sombra, porque esa sombra me protege y también me exige esfuerzos que cuando los cumplo con éxito nos dan satisfacción a ambos.

Quisiera parecerme en algo a mi Amo, como los hijos se parecen en algo a sus padres, como los perros se parecen en algo a sus dueños.
En eso estoy...


sábado, 26 de enero de 2013

Placer al cuadrado


Este nuevo año promete: + esfuerzos + disciplina + rigor

Finalizado el relax de las vacaciones, de regreso a la casa del Amo, al calor de Manila, a los estudios y al trabajo diario me sumerjo en el 2013 con el propósito de mejorar; siempre con la guía de quien me sabe conducir, mi Señor.

De nuestro viaje me quedan los recuerdos de la monumental y gélida Chicago, de Boston, Philadelphia y Washington, iguales a como se las ve en las películas, y de la multicultural NYC  la de las postales y la de sus rincones menos conocidos donde viví muchos momentos amargos y algunos dulces.

Y en la maleta entre algunas prendas de última moda dos regalos del Amo que estoy ansioso por estrenar.

Qué les parece este modelito que además de asegurar la castidad bloquea el meato?



No sé por cuanto tiempo podré tolerarlo sin volverme loco... Bueno el Amo sabrá administrarme la dosis adecuada.

Y una maravillosa funda que para qué describirla si mejor lo hacen las fotos.


Se dan cuenta por qué comencé el post mencionando que me espera más rigor este año?

Este inocente traje de material sintético te obliga a comportarte con un auténtico perrito, y te hace sudar más que un sauna finlandés.

Además cuenta con un cierre estratégico que permite que tu Dueño tenga acceso a tu piturrín y a tu ojetito, para juguetear con ellos hasta hacerte babear de gusto.

(vean que en la fotografía tienen una dirección de internet donde seguramente se lo pueden comprar)

Imaginen cuantos momentos intensos pueden pasar en manos de un Machazo Dominante si ustedes son unos putos perros como yo!

Y cierro esta primera entrega del 2013 completando la ecuación con que la abrí:

+ esfuerzos + disciplina + rigor = placer ²


sábado, 22 de diciembre de 2012

Felicidad y properidad!


¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo!


Así se usaba saludar en mi tierra cuando yo era un niño, y tal vez todavía se siga usando.

Ser felices y prósperos no es una mala idea... no creen?
Felicidad y prosperidad son dos palabritas bastante abarcadoras.

Yo diría que teniendo alguien (mucho mejor  varios "alguien") que te quiera y a quién quieras, estando sanito y lindo, y teniendo en los bolsillos una poca cosa de dineritos para gastar en caprichos, uno puede darse por feliz y próspero.

Buenos todo eso les deseo para ustedes mis muy queridos,
Y aprovecho para deseármelo también para mi, que hoy tengo todo eso y más y quiero conservarlo.

Estoy en deuda con este blog y sigo poniéndo la misma excusa; pero espero poder compensar la falta posteando más seguido de ahora en adelante.

Les envío mil besos desde NYC que con luces y adornos aporta calor al invierno que hoy comienza.

Y repito en nombre de mi Señor Germán, de ayax y mío la fórmula "Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo"


PD: Se acuerdan de la falda escocesa que me regaló el Amo? Sí esa misma, la he traído en mi equipaje; con la ilusión de darle un poco de uso por aquí, antes que en Manila sea alimento de las polillas)



martes, 6 de noviembre de 2012

De las cosas que he aprendido...


Junto al Amo he aprendido muchísimas cosas.

En realidad antes de conocerlo yo era prácticamente un animalito ignorante.

Descubrí un mundo grande, complejo, con lujos que sospechaba existían pero no había probado, y que forman parte y conviven con una miseria que sí ya había conocido en carne propia.

Sabores de comidas, perfumes, el sonido de otras músicas, películas y libros, paisajes que fuí conociendo conducido de la mano del Amo.

Y para que hablar del sexo!

Y no es que no me habían follado hasta entonces.
Y no es que no me habían empujado pollas por el garguero.

Pero el Amo me descubrió el SEXO, así escrito con mayúsculas.
  
Como sé que estos asuntos del sexo le producen un escozor delicioso a ustedes mis lectores, voy a darles un ejemplillo:



Mi Señor me descubrió que los pezoncitos no son dos adornos inútiles en el pecho.

A mí, un pobre muchachito puto de las calles, nadie me había pellizcado o mordisqueado las tetitas. A los tipos solo les importaban mis agujeros, porque solo les importaba meterla por un hueco que apretara bien hasta hacerlos acabar.

Cuando el Amo se hizo dueño de mi cuerpo no dejó rincón sin explorar y explotar.
Tomó mis pezoncitos hundidos y poco a poco con sus dedos, sus labios y sus dientes primero los despertó como el príncipe del cuento despertó a la bella durmiente.
Y qué despertar madre mía!


Es verdad que el proceso ha sido largo, pero con constancia y la ayuda de ventositas, pinzas y muchísimos más mordiscos, frío de hielo y calor de la llama de las velas, mis hoy señores pezones se hinchan, se endurecen y son dos botones por los que se puede encender una calentura que me recorre todo el cuerpo.
Una conexión invisible los conecta con mis bolitas contrayéndolas mientras empujan la polla erguida para que me roce y moje con precum la pancita, y fundamentalmente se conectan con el mismísimo ojete que palpita y suda rogando que la verga que lo terminará de abrir llegue pronto.

Cuando hoy el dolor de una pinza me hace lagrimear no protesto ni me quejo,  porque sé que es el comienzo de una cadena de placeres que comenzará cuando la tibia saliva de mi Amo humedezca las tetitas de esta, su perrita, mordiendo  y succionándole los pezones.


Translator (choose your language)

Seguidores